Gemoterapia

Los cristales y la energía






Los aspectos curativos de los cristales y en particular su utilización como herramientas para equilibrar las energías del cuerpo, mente y espíritu, es como ya hemos visto, una práctica de raíces muy antiguas.
Históricamente, muchas piedras se hayan asociadas a determinadas condiciones mentales y físicas.
Los cristales se pueden utilizar para embellecer y limpiar las energías del ambiente y también como herramientas de meditación y contemplación. Es posible que, cuando descubra algunos de los fascinantes aspectos de las piedras preciosas, tanto teólogos como históricos, llevar puestas gemas adquirirá un nuevo sentido para su vida.
Cuanto más entiendas sobre los cristales,
más eficaces serán.
Dedicar y programar tus cristales te
ayudará a trabajar más eficazmente. Como
los cristales son poderosos, hay que aproxi-
marse a ellos con respeto. Si lo haces, ellos
estarán encantados de colaborar contigo.
Es importante que te tomes tu tiempo
para limpialos. Ellos absorben y transmiten
energía.
Las gemas en la Biblia


En el Éxodo, la Biblia hace mención de un peto de doce piedras preciosas, combinadas en cuatro filas y llevado por Aarón, dotándole de poderes divinos. Aunque no sepamos qué piedras conformaban el peto, la Biblia atribuye su concepción a Dios, recalcando sus extraordinarios poderes espirituales. La Biblia menciona las piedras preciosas omo ornamentos personales; los reyes las llevaban en sus coronas y los sacerdotes en sus prendas.

Los mayas e indios de América se valían de los cristales para diagnosticar y tratar las enfermedades.
Algunas tribus indias de México pensaban que si uno llevaba una buena vida, tras la muerte, el alma moraría en un cristal. Si alguien tenía la suerte de dar con un cristal de este tipo, éste se ponía en comunicación directa con su corazón, curando, guiando y convirtiendo sus sueños en realidad.
En la lengua de los antiguos mexicanos, la sangre se llamaba chalchiuhati, que significa agua de piedras preciosas, pues así como la sangre es vital para la vida, las piedras preciosas eran las cosas más preciadas, como la vida.

El Santo Grial de la Última Cena...¿ no era quizás una copa de esmeralda...?
Y la esfera que permite obtener a los videntes la visión del futuro, ¿ no es de cristal, es decir, cuarzo?
Si el mineral que hoy llamamos magnetita consigue atraer el hierro...¿ qué impide a otros proteger del veneno, curar la embriaguez o sanar la fiebre?
En la práctica de la magia, los minerales y las gemas eran indispensables para preparar amuletos y talismanes. Su función resultaba potenciada si se grababa en ellos señales, figuras o escritos propiciatorios, como la fórmula "Abracadabra" que aparece a partir del siglo I d.C. o el nombre secreto "IAO" (Jahveh).

fuente: entre zafiros y rubies.